¡Nunca pongas estos 7 productos en el congelador!

Todos amamos el congelador porque sabemos que podemos almacenar nuestros preciados alimentos por días, semanas e, incluso, meses. Algunos productos deliciosos, como el helado, son naturalmente aptos para el congelador, pero otros alimentos y bebidas deberían mantenerse bien lejos de tu congelador. Algunos productos no son aptos para ser congelados. ¿Te da curiosidad saber cuáles son?

1. Champán
¿Alguna vez sentiste ganas de tomar champán congelado? ¿Y hubieras puesto, por lo tanto, la botella en el congelador? ¡No lo hagas! El proceso de carbonización que tiene lugar dentro de la botella puede hacer que esta explote dentro del congelador. La alternativa adecuada para congelar el champán es una cubeta de hielo, que contenga una mezcla saludable de hielo y agua.

2. Huevos
El NO es en mayúsculas para el almacenamiento de huevos en el congelador. Cuando los huevos se congelan, su contenido de agua se expande; como consecuencia, se crean bacterias dañinas, y la cáscara se agrieta. Y admitámoslo: un huevo congelado ¡no parece ser delicioso!, ¿verdad? ¡Visita la página siguiente para ver los otros productos!

3. Alimentos fritos
Los alimentos fritos, como las patatas fritas y el pollo crujiente, se convierten en una papilla horripilante después de congelarse. Por supuesto que las patatas fritas sí son permitidas en el congelador ¡siempre y cuando estén dentro de la bolsa y apenas hayan sido compradas en el supermercado!

4. Cerveza
La cerveza es otra bebida alcohólica que debe mantenerse lejos del congelador. Si está en lata, la cerveza congelada puede deformar la lata y hacer que sea casi imposible beberla. A su vez, la cerveza contenida en botella puede romperse dentro del congelador. Si una lata de cerveza aún se conserva intacta, intenta descongelarla en la nevera.

5. Yogur
No, no es lo mismo que yogur helado. Congelar el yogur fresco cambiará su consistencia, y se volverá algo así como el requesón. Luego, puede comenzar a filtrarse durante el proceso de descongelamiento. ¡Visita la página siguiente!

6. Aguacate
Las personas que creen que se puede congelar el aguacate están equivocadas. Está bien, técnicamente, es posible, ¡pero el sabor, el color y la textura cambian considerablemente, para peor! El aguacate se vuelve totalmente marrón, ¡y el sabor se vuelve bastante amargo!

6. Carne descongelada
Para preparar un rico plato, es esencial descongelar la carne congelada. Pero si la carne o el pescado ya fueron descongelados antes, no vuelvas a ponerlos en el congelador. ¡Esto solo puede culminar en intoxicación!

7. Queso
Cuando el queso se congela, puede compararse con otros productos lácteos: cambia la textura y se desmorona.