Un hombre reconstruyó su casa. ¡Nadie creería lo que encontró en uno de los muros!

5. La piedra de Rosetta
La piedra de Rosetta fue encontrada accidentalmente cuando un grupo de soldados franceses derribó varios muros para ampliar un fuerte antiguo. La piedra era un tesoro perdido desconocido porque contiene un texto escrito en tres idiomas antiguos diferentes. Sin la piedra de Rosetta, los historiadores nunca habrían aprendido a leer los jeroglíficos egipcios. ¡Si crees que un detector de metales es aburrido, entonces estás equivocado! Puedes desenterrar grandes tesoros con él. ¡Velo en la página siguiente!