Una mujer ha ideado una ingeniosa creación con cartón, ¡esto lo tengo que hacer!

Si recibes paquetes con frecuencia como yo, seguro que tienes un excedente de cartón en casa. Es una pena tirarlo, así que se me ocurrió la gran idea de usar el cartón para una manualidad navideña. Créeme, ¡tú también querrás tenerlo en casa (¡y además es adorable!)! Entonces, ¿qué me dices? ¿Empezamos?

¿Qué materiales necesitamos sí o sí?

– Bastante importante: ¡CARTÓN!
– Plantilla de reno (la encontrarás en la siguiente página)
– Un cuchillo afilado
– Cinta adhesiva

Lo mejor es usar cartón limpio sin figuras o letras impresas (a menos que después vayas a pintar el cartón). ¿Tienes curiosidad por lo que vamos a hacer? ¡La idea es hacer la cabeza de un reno (navideño) usando la plantilla que verás a continuación! Por lo general encuentras esta clase de diseños en las tiendas de artículos de decoración, ¡pero suelen ser muy caros! Afortunadamente, podemos hacerlo nosotros mismos muy fácilmente.

Quizás la plantilla no te entusiasme a primera vista. ¡Pero según juntes las piezas y las pongas en la pared, verás que el resultado es fantástico! ¿Quieres ver cómo queda?
Recorta la plantilla del papel y pégala en el cartón con cinta de doble cara. Recuerda que no debes pegarla demasiado, ya que más tarde tendrás que retirar el papel. Cuando todas las partes estén pegadas, comienza a recortar la plantilla.

El cartón puede ser bastante resistente, por lo que necesitas un cuchillo bastante afilado para cortarlo. ¡Ten cuidado de no cortarte! Usa guantes protectores si es necesario. Yo coloco un pedazo de cartón adicional debajo del cartón para no cortar accidentalmente la mesa.

Ahora que has cortado todas las partes, ¡es hora de montarlo! Usa el orden de los números que ves en cada una de las partes. Fija bien las piezas y añade un poco de pegamento adicional si es necesario. ¡Si todo ha ido bien, te habrá quedado así! ¿No es precioso?

¡Como Navidad está muy cerca, también puedes decorar a los renos con artículos navideños! Así tendrás tu propio reno hecho en casa.

¿Quieres leer más historias y proyectos como este? ¡Haz clic en la siguiente página!