¡Las hijas envían a los padres de vacaciones y reforman en secreto toda la casa!

Cuando Karen y Chip Schoonover llegaron al camino de la entrada, después de una semana de vacaciones, inmediatamente sintieron que algo pasaba. La sorpresa que les estaba esperando de parte de sus cuatro hijas superaron las expectativas de Karen. Pero Karen inmediatamente se dio cuenta de que la parte delantera de la casa se veía diferente y les preguntó a sus hijas: “Está bien, ¿quién de vosotras la ha limpiado?” Pero no tenía idea de lo que encontraría dentro…

La boca de Karen se abrió gritando: “¿Qué?” Mientras miraba a su alrededor y absorbía todo, no podía creer que esta fuera la misma casa. Ella exclamó con sorpresa: “¡Qué habéis hecho!” y dió una vuelta maravillada por la casa renovada con las manos sobre la boca. Las hijas pintaron las paredes de color azul claro y los armarios de color marrón oscuro para conseguir un contraste adicional. Sorprendentemente, las chicas habían logrado reemplazar las encimeras viejas y gastadas con mármol nuevo y brillante. Karen tuvo que quitarse las gafas para limpiar las inesperadas lágrimas de sus ojos. Nunca pensó que sus hijas trabajarían tan duro para sorprenderla con este regalo especial.

Reformaron la habitación por completo y se correspondió con el resto de la casa en términos de combinación de colores y diseño. Al igual que en las otras habitaciones, todas las cortinas, sábanas y edredones eran nuevos. Chip and Karen no solo estaban felices con su casa nueva, sino orgullosos con las cuatro hijas que habían criado.