Tira posos de café en el jardín y los quema, ¡la razón es inteligente!

¿Quemar posos de café en el jardín? Eso suena a broma pesada. Pero no, seamos serios. En esta época del año, en el verano, los insectos están en todas partes. Cuando te sientas en el jardín por la tarde, los mosquitos y otros pequeños insectos te pueden acribillar.

Por supuesto que hay muchos productos químicos contra los insectos. Pero no siempre es saludable respirarlos. ¡Es por eso por lo que tenemos una alternativa natural! ¿El truco? ¡Café tostado ! Sí, es una panacea. Muy simple y, a la vez, muy eficiente. ¡El café tostado mantiene alejados a los mosquitos e insectos! ¿Cómo se hace? Coge un plato y espolvorea unos 50 gramos (usados y secos) de café molido.

Coloca el plato en un lugar en el jardín donde estén la mayoría de los insectos y quema los posos del café. Nota: ¡el café se quema rápidamente! Déjalo chisporrotear, arderá y olerá maravillosamente. Finalmente, ¡disfruta de noches sin mosquitos en el jardín! Los posos de café no solo ahuyentan a los insectos, sino también a otros animales. ¿Sientes curiosidad de saber cuáles?

Caracoles.
¿Tus plantas están devastadas por los caracoles? Coloca unos cuantos posos de café alrededor de las plantas. Esto funciona como elemento disuasorio. A los caracoles no les gusta arrastrarse sobre los posos, por lo que así, no se acercará a las plantas. Pero ¿sabías que puedes usar los posos de café para aún más cosas en el jardín?¡Léelo en la página siguiente!

Abono.
Esta es quizás la razón más famosa para usar los posos de café en el jardín. Los posos de café aportan nitrógeno extra al abono. Tenga en cuenta que debe haber un buen equilibrio entre el nitrógeno y el carbono del suelo. Ahora tendrás más nitrógeno en el compost si este comienza a descomponerse. Así que añade materiales como ramitas, hojas secas y serrín.