¿Problemas con la cal? ¡Esta es la solución!

¿Alguna vez miraste hacia arriba mientras te duchabas y descubriste que el cabezal de la ducha estaba lleno de cal y que el agua ya no salía de los agujeros con toda su fuerza? ¡Entonces realmente deberías leer esto! En este artículo te muestro cómo puedes conseguir que la regadera de tu ducha quede libre de cal y brille como nuevo. ¡Y todo esto sin llamar a un fontanero! ¡Porque quitar cal es más fácil de lo que crees!

¿Qué necesitas?
– Una taza de vinagre blanco.
– 1/3 taza de bicarbonato de sodio.

Mezclarlos dentro una bolsa de plástico. Tan pronto como el bicarbonato de sodio entre en contacto con el vinagre, comenzará a formar espuma ¡Inmediatamente!

Coloque la bolsa con la mezcla alrededor de la regadera de la ducha y asegúrela con elásticos.

Deja reposar la bolsa durante ¡todo un día! Cuando retires la bolsa de la regadera, ¡toda la cal debería haber desaparecido! Para estar seguro, pase con un pincho a través de los agujeros para asegurarse de que toda la suciedad y la cal hayan desaparecido

Como podrás ver, la regadera de la ducha está mucho más limpia y brilla diez veces más que antes. Prueba esto en casa y háznos saber si te ayudó.