Exterior

La renovación del salón de una heladería hace posible un descubrimiento especial

Si pensabas que esta era una heladería normal, entonces estás equivocado. ¡Nada es lo que parece! Hasta en los lugares más corrientes y alegres, hay tesoros escondidos.

Cuando se contrató a los dos obreros para que realizasen una reforma en una heladería en Viena, pensaron que solo tendrían que quitar los antiguos pilares tubulares de hierro y las tuberías oxidadas de los cimientos. Sin embargo, nunca se imaginaron que serían los únicos en presenciar un gran descubrimiento. ¡Sigue leyendo para descubrir de qué se trata!