¿La tetera tiene incrustaciones? ¡Este truco vaya que funciona!

¿Alguna vez te preguntaste qué son esas calcificaciones blancas que sobresalen de tu tetera? Probablemente, la tetera tenga incrustaciones. Descalcificar la tetera es muy sencillo. Y, además, no debería llevarte mucho tiempo; con la ayuda de algunos artículos del hogar, la tetera quedará más burbujeante de lo que era.

Existen varias opciones para limpiar la tetera. A pesar de que es posible fregar los depósitos hasta quitarlos, si presionas demasiado fuerte puedes dañar la tetera. ¡La incrustación desaparece rápido cuando usas ácidos suaves como el vinagre casero y el limón!

1. Mezcla medidas iguales de vinagre y agua. Necesitarás suficiente cantidad de mezcla para llenar la tetera entre la mitad y tres cuartas partes del total.

2. Hierve esta solución en la tetera. Al hervir el agua con la mezcla de vinagre, el aparato se limpia profusamente, y esto ayuda a que se quiten todos los depósitos de calcificaciones. Si las escamas son demasiadas, puedes agregar una medida extra de vinagre y ponerla a hervir de nuevo.

3. Después de que entre en hervor, deja la tetera sobre el quemador. Deja la solución de vinagre dentro del aparato durante unos 20 minutos y, luego, vacía la tetera.

4. Si el aparato tiene muchas escamas, usa un paño suave o una esponja no metálica para limpiar la tetera por dentro. Ten cuidado de no limpiar el calentador.

5. Enjuaga profusamente la tetera. Una vez terminada la limpieza, quizás debas enjuagar la tetera varias veces para eliminar el olor a vinagre. Limpia la parte de adentro de la tetera con un paño suave y deja secar. No tienes vinagre en la cocina, ¿pero sí tienes un montón de limones?

Si no tienes nada de vinagre en casa, puedes probar un método similar con el limón. Este truco tiene la ventaja adicional de que le brinda, también, un aroma agradable a la tetera. Sigue los pasos que se detallan a continuación.

1. Exprime un limón y mezcla su jugo con agua. Corta en pedazos el resto del limón y agrega los pedazos al agua.

2. Hierve esta mezcla en la tetera. Deja esta mezcla de jugo de limón dentro del aparato durante una hora, aproximadamente.

Vacía el aparato. Vierte agua y enjuaga la tetera hasta que desaparezca el sabor a limón. Si sigues estos pasos, la tetera debería quedar en óptimas condiciones otra vez… ¡y con un aroma fresco y agradable!